CICLO CULTIVANDO EL CAMBIO

Los cambios que transforman son casi imperceptibles. Pasan como la vida, casi sin sentir.

Formar parte de uncartel CULTIVANDO EL CAMBIO (4) movimiento colectivo hace que las personas que lo componen ya no sean las mismas.

Alborinco es un ejemplo de que las cosas están cambiando. Demuestra que hay otra forma de hacer las cosas.

Nos sentimos en la necesidad de mostrar que ese cambio social que se está produciendo no es algo aislado, se está produciendo por todos los rincones del planeta. Es silencioso pero real.

Hace mucho tiempo que vivimos en una sociedad que no nos gusta, y en reacción hemos entrado en un proceso transformador. La novedad es que ya hemos salido de la queja sin alternativa. Ahora estamos en el cambio desde el yo. Vamos entendiendo que el problema no está fuera de nosotros y las soluciones tampoco.

Puede ser que obligados por las circunstancias de andar en los efectos de una crisis interesada por una clase política que no da respuesta, por la necesidad de dar respiro a un planeta que agoniza sin encontrar respuesta en las cumbres de… da igual el país elegido, por la necesidad de mejorar la calidad de vida y aminorar la factura a las nuevas generaciones, hemos seguido en un proceso de cambio que empezó… a saber en qué momento de la historia. No me atrevo a poner la raya en ninguna parte. La Revolución industrial puede ser el punto de partida, o la revolución francesa que no tuvo en cuenta lo que decían los filósofos que apuntaban a la tri-formación social y que Rudolf Steiner explicó desarrollando un modelo social a imagen y semejanza del ser humano, dando pistas sobre un modelo integral donde las tres esferas: lo jurídico, lo cultural y lo económico estaban entrelazadas.

Puede que el proceso empezara en la crisis del boom inmobiliario que fue una consecuencia de del desarrollismo, consecuencia a su vez de un cambio en el concepto de la economía que fue a su vez una consecuencia del desarrollo de la tecnología, y…podemos seguir hasta la antigüedad, donde eran las ofrendas materiales formaban parte de la espiritualidad.

Unos cuantos siglos, han hecho falta para que empecemos a reconocer que la sociedad no es algo que está fuera de nuestra existencia. Empezamos a descubrir que somos parte de ella y que son nuestras acciones las que hacen que sea de una u otra forma.

El ciclo cultivando el cambio evidencia lo que está sucediendo como respuesta al descontento. Las poderosas imágenes de la pantalla, se convierten en mucho más que mil palabras, son el canal para iniciar el despertar a algo que parecía imposible, poniendo ejemplos reales de un cambio que se va repitiendo en diferentes partes del mundo.

Empiezan a verse otros modelos posibles aplicando el sentido común. TE animamos a que vengas a las proyecciones en la gran pantalla y luego compartas visiones en el coloquio. Te animamos a que te lleves un regalo que te conecta con la realidad y nos dejes otro, tu visión y propuesta.

En Cines Monopol todos los jueves a las 8:30 pm, durante siete semanas a partir del 6 de Octubre.

Para que este ciclo se haya hecho realidad han participado Alborinco: agricultura lógica y social, Alteneo Miraflores 3 y Cines Monopol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>