EMPEZAMOS A COCINAR EN EL SURCO DE LA TIERRA: La R-evolución está en los fogones

Introducción del recetario “Transición con alegría”. La R-evolución está en los fogones.

Nos nutrimos de todos los sentidos.

Esta guía va más allá de un eIMG_2335stricto asunto de salud.

Tiene que ver con encontrar una fórmula más acorde y sostenible con nuestro organismo y el medio que nos rodea.

Desde Alborinco, Cocinar es una consecuencia de un acto que está mucho antes, cultivar.

Destacamos la labor de las personas que desarrollan esa tarea. Entendemos que el acto de alimentarse y preparar exquisitas recetas es gracias a las personas que cultivan.

A esta poderosa imagen quiero darle relieve.

Entender la importancia de la necesidad social de las personas agricultoras, que hacen una agricultura sin química y minifundista, nos permite desarollar una sensibilidad superior que nos induce a su cuidado y protección.

Entender que son artífices de la reconstrucción de un tejido que beneficia a toda la sociedad en su conjunto, creando sistemas complejos y muy nutritivos que nos permiten mejorar la calidad de vida es dar un paso r-evolucionario hacia otro mundo posible, caminando en la utopía de la transformación que va de adentro afuera de afuera adentro.

Esta imagen es seguro que mejora nuestro horizonte de deseo.

En mi experiencia personal, he tenido la fortuna de lidiar con la agricultura y la salud. Desde ese lugar surge esta propuesta de cocina vegana, adaptada a las familias y a los “tiempos sin tiempo” que corren, donde sin darnos cuenta hemos perdido la facilidad de lo sencillo y variado que parece que a reñido con lo vital y nutritivo.

La salud es multifactorial. Es algo que se soporta en bases aparentemente universales, aunque es de libre interpretación. Una buena expresión que apoya este hecho es que hay muchos caminos para llegar a Roma.

La salud llega a partir del trabajo de cada cual, donde la síntesis se resume en una palabra: felicidad.

Es indudable que la receta de la salud está en el equilibrio entre todos los órdenes que conforman al ser humano.

Con este tipo de cocina propongo alimentar la creatividad, la diversión, la capacidad de sorprendernos creando, a la vez que descubrimos cambios positivos casi sin darnos cuenta, estando en mayor sintonía con nuestro organismo.f56890544

Lo más fantástico es experimentar que mientras adoptamos una forma más equilibrada de alimentarnos, tomamos conciencia de nuestro entorno. Nuestro paisaje reverdece y se transforma a través de nuestra mesa. Cocinando con conciencia local, estaremos incidiendo directamente en cuestiones ambientales, siempre y cuando la conciencia esté plena en la agricultura sin química sintética y bajo parámetros éticos y de confianza.

Los tiempos han cambiado, la composición de los alimentos también, el suelo no es el mismo, el agua tampoco. EL planeta a nivel ambiental está desordenado como lo están los alimentos y nuestro organismo.

Sin ponernos en clave de dramatismo, partimos de una realidad que precisa ser mejorada con la implicación de las máximas personas posibles, cada cual desde donde puede.

¡¡Cocinando conscientemente puede ser una linda forma de cambiar el mundo una vez más!!

Después de años basando la salud en la alimentación, he comprendido gratamente que es un factor más en la búsqueda de la armonización, permitiéndome ampliar la mirada hacia otros horizontes que me aportan una visión holística que va poniendo la atención en una forma de vida.

La propuesta es desde el disfrute.

Las cosas más saludables teóricamente a veces hay que tomarlas con mucha resignación y fe. Lejos de que se convierta en comida sana que tomamos como quien toma la pastilla de la tensión, quiero acercar y abrir las ventanas al mundo vegetal como quien contempla un cuadro o escucha música que alimenta el alma.12249983_990452751002373_3762619518327936138_n

Mi deseo es que nos convirtamos en alquimistas, en magas, en personajes mágicos que llenan de luz un espacio entre fogones, regalando sabores, olores, felicidad, colores y sentido a la belleza de sentirte parte de un lugar con espacios agrícolas que sabemos de dónde vienen y a donde van.

Loli Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>