ENTREVISTA A BELINDA, LA OTRA MADRE…DE ALBORINCO

- Hola Belinda. Cuéntanos para empezar cuáles fueron tus motivaciones iniciales para dedicarte a este tipo de trabajo. Había pensado: Cuando tenga un hijo me voy al campo. Por eso lo hice. Dejé el trabajo en  El Patio y pasé de cobrar 1300€ a cobrar el paro y cultivar la tierra en Tenteniguada.

- ¿Y cómo fue que te interesaste por este proyecto en concreto? Me dedicaba al área educativa y social. Para ello tenía que dejar a mi hijo al cuidado de otras personas para cuidar y trabajar con otros niños y niñas. Entonces me pregunto: ¿en qué puedo trabajar en el campo y a la vez cuidar de mi hijo que lleva tiempo demandándome?  Y por toda la tierra que me rodeaba creí que en la agricultura. Luego quise buscar gente para vender el excedente y tenía un grupo que me compraba, y me hablaron de una persona en Telde con un proyecto similar, era Loli. Nos encontramos, y decidimos sumar en lugar de dividir. Fuimos colaborando cada vez más hasta que nos “casamos”.

  ¡Anda, pero si yo no sabía que eran un matrimonio!

- ¿Hace mucho tiempo que participas? Empecé en 2006 o 2007.

- ¿Cuál consideras tu aportación específica en Alborinco? Me gusta la parte social, el trabajo de potenciar la participación de las personas consumidoras y productoras en el camino de Alborinco, me gusta que lo sientan suyo y que en la medida que quieran o puedan participen. En realidad todo lo que hay que hacer también me gusta, venta e infraestructura, porque es la forma en la que conectamos y trabajamos con la gente; quizá a lo que me inclino, por mi formación (pedagogía) y experiencia en El patio, es a la parte más educativa que se puede ir desarrollando en Alborinco, con los talleres y jornadas de encuentro, por ejemplo.

- Y tú, ¿cómo te sientes ahora con tu tarea en Alborinco? Bien. Como todo se basa en la confianza y en las relaciones, coincide con lo que me gusta: la interacción con las personas. Alborinco es divertido. Ningún día es igual a otro. Me encanta ese trajín de entradas y salidas de gentes diversas, de “holas” y de “hasta luegos”…

Belinda ¿qué cambiarías tú en esta iniciativa para que fuera más afín a tu planteamiento inicial? Me gusta todo, y más que cambiar es aportar para seguir avanzando. Vamos despacito y tenemos claro lo que no queremos. De los errores aprendemos; tenemos buena fe y somos transparentes, osea, que todo está bien y pasa lo que tiene que pasar, ese es el camino, el proceso. Las cosas llamadas a desaparecer lo irán haciendo porque ya no tienen cabida por sí solas.

– ¿Cómo te gustaría que evolucionara esta iniciativa? Que fuera una experiencia extrapolable, que se trasmita con ella que otra forma de hacer las cosas es posible; en defensa de lo local y de un comercio más justo. No perder nunca el norte, los principios con los que empezamos y con los que nos creímos que podíamos; y nos lo seguimos creyendo. Y lo más importante: compartir felicidad con toda la gente implicada. Si la gente no es feliz, esto no tiene sentido.

- ¿Cuáles son tus proyectos a corto plazo en tu quehacer aquí? El puesto en el Mercadillo de Valsequillo es una nueva actividad de Alborinco que ha sido impulsada también por un agricultor, Jorge Luis. La iniciativa ya ha nacido. Estamos todos los domingos hasta las 2 de la tarde. El funcionamiento es similar al que tenemos en el local, para aquellas personas que lo deseen. Es decir, pueden acogerse al modelo de pedidos por internet, aunque nos adaptamos un poco a lo que requiere un mercadillo ya que el trasiego de gente es diferente. Puede resultarles más cómodo a las personas que han adquirido el compromiso y viven en Valsequillo. Es otra herramienta que nace con la finalidad de ampliar las posibilidades de sacar las cosechas de los productores y productoras locales con los que trabajamos. Además de este proyecto, queremos continuar con los talleres en el local de Las Huesas: Radiestesia, Elaboración de Jabones… estamos pensando también en uno de Técnicas de Decoración de Interiores y Feng Shui, y otro de cata de Tés…..y en navidad con los niños en las fincas de algunas agricultoras.

¡Veo que los intereses son muy amplios, y variados!

- ¿Es un trabajo del cual puedes vivir? Hasta ahora no. Poco a poco empieza a ser posible y hay cabida para hacerlo factible. Avanzamos por el camino…..

- ¿En qué medida te parece que la realidad actual refleja tu idea original? Yo empecé a cultivar la tierra de manera idílica. No he tenido familia de agricultores. Hace falta más constancia, estar ahí siempre. Es más duro de lo que pensaba. Ahora me doy cuenta de que lo que me mueve  hacia la agricultura es un ansia vital de conexión más directa con la naturaleza en todas sus posibilidades.

Por otra parte se está llevando a cabo el aspecto social y educativo,  lo que me lleva a la vinculación directa con la naturaleza, pues creo que así trabajamos desde ella en su defensa y protección.

-Belinda: ¿qué le pedirías a las personas productoras? Paciencia, ánimo y   trabajo colectivo porque se puede vivir de la tierra con y desde la tierra.

-¿Y a las personas consumidoras? Que pongamos empeño en un consumo responsable y justo. Me lo pido a mí misma también. Consumo lo que necesito y a veces más, y me exijo a mí misma que si lo puedo fabricar yo,  no lo compro. Alborinco facilita el conocimiento para ello, para elaborar algunos productos, para conservar verduras y frutas y no tirar, a aprender el ritmo de la naturaleza…..Les pediría además que en la medida que puedan y quieran se impliquen, proponiendo ideas, realizando aquello que se les ocurra, sugiriendo cambios. Alborinco no es sólo un punto de venta de productos de la tierra, sino una muestra de autosuficiencia a la hora de satisfacer nuestras necesidades y de espacio de encuentro de posibilidades para hacer que esta vida sea más linda y coherente.

 

       Muchas gracias, Belinda, por tus respuestas,  por la paz que me transmites….y por el pesto.

 

           

 

 

                                                                                                     Inma Colladobelinda (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>