QUÉ ESTÁ PASANDO CON EL CALABACÍN

Te vamos a contar lo que está ocurriendo en la trastienda con respecto al calabacín.

Llevamos varifoto alborincoas semanas con dificultad para tener este producto.

Tenemos a tres personas agricultoras que se dedican profesionalmente a esta actividad sin poder suministrarlo pese a que los han cultivado.

Hay varias razones para ello.

Existe un problema generalizado en la isla con la producción de calabacines. Se están investigando las posibles causas por parte del ICCA para determinar si es un problema de semilla o de manejo en vivero.

A esto se suma la falta de polinización por parte de las abejas, ataques de conejos, ataques de hormigas y cambios bruscos de temperatura.

Con este panorama las personas agricultoras mientras esperan una respuesta han tomado sus propias decisiones al respecto.

Unos han decidido probar con otras variedades y otros han decidido esperar unos meses para volver a intentarlo.

Desde Alborinco  amortiguamos el efecto trabajando con la posibilidad de reinventarnos y adaptarnos.

Estamos promoviendo el cultivo de otras cucurbitáceas como la  calabaza boba o de cabello de ángel que cogida tierna puede ser un buen sustituto, así como la chayota y el bubango, semillas mucho más resistentes y rústicas. Presentan además la ventaja de que podemos conseguirlas locales.

El asunto de las hormigas o de los conejos que se presentan como plagas es un asunto que también tendremos queIMG_8642 atajar.

Lo de los conejos hace tiempo que queremos abordarlo y probablemente lo hagamos en breve presentado alguna iniciativa con propuestas al organismo competente para mejorar este aspecto, ya que esto afecta a todos los cultivos.

La cuestión de los calabacines nos permite profundizar en una de la ideas que ALborinco viene desarrollando desde su origen.

Que las personas consumidoras puedan entender la situación de las personas que cultivan y la necesidad que tenemos todos y todas de su trabajo. Este espacio de comprensión nos permite cambiar el nombre de personas consumidoras por personas colaboradoras responsables.

Este  ejemplo es muy claro para evidenciar que las personas agricultoras sin química deben estar más protegidas y trabajar con un soporte más seguro en cuanto a los riesgos que asumen con los cultivos. Cuando invierten en plantas y estas no se desarrollan por causas externas a ellos, les supone un coste muy alto que asumen íntegramente.

Para las personas consumidoras puede que no sea tan notable ya que existe una práctica muy habitual por parte del mercado de reponer las faltas con mercancía foránea, manteniendo a las personas consumidoras alejadas de un problema que podemos solucionar de manera colectiva con cooperación y comprensión.

Alborinco propone que como medida para apoyar a las persona agricultoras adaptes tu cesta a los productos que hay, sin que la ausencia del calabacín, en este caso, sea un verdadero problema.

El purecito del niño o la niña  puedes hacerlo con calabaza, hojas, zanahorias, batata, cebolletas, yuca, papas, coliflor, puerros…hay verduras suficientes para tener sabores, texturas y colores.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>